El Hospital Clínic de Barcelona ya realiza en la actualidad uno de cada cuatro trasplantes de riñón de donante vivo mediante cirugía robótica, cosa que permite aplicar técnicas mínimamente invasivas, tanto para el donante como para el receptor. El equipo, que dirige el Dr. Antonio Alcaraz, es el grupo de referencia para la introducción de esta técnica en Europa por número de trasplantes y por ser pioneros.

En el año 2016 se han llevado a cabo un total de 55 trasplantes de riñón en el Hospital Clínic, de los que 14 han sido mediante esta técnica. “Nuestro objetivo es llegar al 40% de trasplantes. Desde el verano pasado hemos dado un salto importante y queremos continuar por este camino”, explica el Dr. Antonio Alcaraz, jefe del Servicio de Urología del Clínic. El Dr. Alcaraz indica también que “Esta cirugía es nuestra técnica de elección para los trasplantes renales de donante vivo.  Acudimos a la cirugía abierta cuando se preven dificultades quirúrgicas”.

El equipo que dirige el Dr. Alcaraz es grupo de referencia para la introducción de esta técnica en Europa por ser pioneros y por número de trasplantes. “Gracias al compromiso de todo el equipo hemos podido situar al Clinic en la vanguardia Europea y Mundial del trasplante”, afirma el cirujano.

La adopción de técnicas mínimamente invasivas, tanto para el donante como para el receptor, permite la reducción de la cirugía abierta, disminuye el riesgo de complicaciones y favorece una rápida recuperación del paciente trasplantado. La cirugía con robot se lleva a cabo mediante cuatro pequeñas incisiones en el abdomen del paciente para colocar los brazos de la máquina. El órgano se introduce o se extrae por la vagina, en el caso de las mujeres, o mediante una incisión de 6 cm. en el ombligo, en el caso de los hombres.

En agosto de 2015 un equipo liderado por el Dr. Antonio Alcaraz, extrajo dos riñones por nefrectomía transvaginal, es decir, a través de la vagina de las donantes, y los implantó en los receptores mediante cirugía robótica utilizando el robot da Vinci Xi.

La incorporación de la robótica en el trasplante de riñón es un gran avance, en opinión del Dr. Alcaraz, porque “no podíamos utilizar laparoscopia porque los instrumentos no nos permitían maniobrar de forma adecuada. Con el Da Vinci Xi podemos tener más movimientos que el de una muñeca humana y podemos movernos con gran precisión porque cada gesto se reproduce en una escala de 1 a 10. Esto significa que podemos conseguir un desplazamiento mínimo con un movimiento natural”.

La técnica para llevar a cabo el trasplante de riñón completo con cirugía robótica es compleja, pero está completamente estandarizada. En la India, país en el que ha sido desarrollada, se han llevado a cabo más de 400 trasplantes renales de este tipo. “Se trata de un cambio de paradigma en la realización de este tipo de intervenciones”, afirma el Dr. Alcaraz. “Las técnicas de mínima invasión, que ya se aplicaban en otras cirugías, llegan ahora al trasplante renal”, añade.

Robot da Vinci Xi

El robot quirúrgico da Vinci Xi es un equipamiento de alta tecnología que abre la puerta a realizar intervenciones de diferentes especialidades desde un abordaje mínimamente invasivo y con mayor precisión que la laparoscopia convencional. En un futuro próximo también permitirá realizar, de una forma optimizada, intervenciones a través de un único orificio gracias a la tecnología Single Port (SP).